Slow Beauty, tómate el tiempo necesario para cuidarte

Slow Beauty es una nueva tendencia, un estilo de vida floreciente, con origen en California y extendiéndose ahora también en Europa. Se trata de tener un enfoque holístico y natural para cuidar de nosotros mismos.

Es un movimiento con similitudes con el movimiento Slow Food. Quienes defienden el  Slow Food piensan cuidadosamente sobre su forma de alimentación. El Slow Beauty es una extensión natural de este concepto. Se trata de prestar atención a los productos y cremas que te estás poniendo en la cara y la piel, y verificar que sean buenos para ti y para el mundo que te rodea.

La meta es adquirir hábitos saludables día a día

El Slow Beauty es un movimiento de respuesta al hecho de vivir al momento.

Hacemos todo lo que podemos en el menor tiempo posible y eso nos convierte en personas estresadas e infelices. Es un cambio de pensamiento según el cual adquirir hábitos saludables es nuestro principal objetivo o motivación.

Hacer deporte o ejercicio, llevar una alimentación sana, utilizar cosméticos naturales acordes con nuestra piel o, disfrutar tranquilamente del día a día son características esenciales del Slow beauty.

El movimiento Slow Beauty es la antítesis del acelerado mundo de la industria de la belleza que nos vende soluciones rápidas, resultados inmediatos o dietas milagro. Esta perspectiva obsoleta nos tiene corriendo contra el tiempo y luchando contra el envejecimiento.

El objetivo del Slow Beauty es presentar propuestas atractivas y orientación sobre cómo desarrollar y vivir un estilo de vida saludable como una práctica diaria

La cosmética orgánica

Con la belleza sin prisas dejamos atrás las dietas milagro, las cremas que sirven para todo o los tratamientos exprés. El movimiento pretende que busquemos una cosmética orgánica y saludable.

Dedícale tiempo a tu belleza, con una buena sesión de cuidado de la piel: limpieza, exfoliación, tónicos, cremas hidratantes. Seguro que la experiencia vale la pena y quieres repetirla.

Slow Beauty incide en la importancia de desacelerar cada cierto tiempo para que podamos reiniciarnos, recargarnos, reequilibrarnos  y volver de nuevo al punto de inicio para hacer que se produzca un cambio hacia la vida sana. Las personas que siguen el movimiento Slow Beauty son activistas por el autocuidado, porque saben que debemos cuidarnos a nosotros mismos de manera profunda y significativa a fin de cuidar mejor a los demás y a la vida misma.

Practícalo desde ya

  • Duerme 8 horas.
  • Dedica un rato todos los días para tu rutina Beauty y relájate.
  • Come de manera saludable, pero no te obsesiones
  • No te estreses
  • Haz algo de ejercicio
  • Sonríe, es gratis, la actitud positiva es clave.
  • Deja el móvil a un lado de vez en cuando
  • Evádete del mundo, piensa en ti. Escápate a la playa o a la montaña.
slow-beauty-gme

slow-beauty-gme

¿Te gusta el concepto de Slow Beauty?

Nosotras estamos tratando de llevar a cabo esta práctica en nuestras vidas y, sobre todo, en nuestro gabinete.

Somos conscientes de que lo que lo que buscáis cuando venís es un momento para vosotr@s, un momento de relax dentro de las estresantes vidas que llevamos, en las que faltan horas para hacer todas las tareas que se nos imponen. Por eso queremos que al entrar por nuestra puerta cambiéis el “chip” y podáis disfrutar de un pequeño “pause” del que salgáis renovad@s.

Si necesitas un rato para cargar pilas contacta con Gabinete de Medicina Estética.

¡Tenemos lo que estás buscando!

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies