Descubre los rellenos faciales

Los rellenos faciales para mujer y para hombre buscan el rejuvenecimiento facial y son uno de los tratamientos de medicina estética más demandados en la actualidad.

El paso de los años no deja a nadie indiferente y nuestra piel nos lo recuerda mostrando las cada vez más evidentes huellas del envejecimiento. En concreto, la piel del rostro es la que más sufre este deterioro al estar continuamente en contacto con el exterior: flacidez facial, pérdida de tono, de suavidad, de elasticidad, etc. Todo ello contribuye a la aparición de líneas de expresión en el rostro y a la formación de arrugas, principalmente en torno a los ojos, la boca y en el entrecejo.

Funciones de los rellenos faciales

La medicina estética ayuda a prevenir el envejecimiento de la piel y además permite conseguir un rejuvenecimiento facial mediante innovadores tratamientos. La técnica más empleada hoy en día son los rellenos faciales, que consisten en pequeñas inyecciones de sustancias en las zonas específicas a tratar. Las sustancias inyectadas no son tóxicas sino biocompatibles, y se pueden combinar en función de las características del paciente, del tipo de tratamiento que se vaya a llevar a cabo y del resultado que se busque conseguir, en este caso con los rellenos faciales. La más conocida es el ácido hialurónico, producida naturalmente por el organismo y reabsorbible. Se trata de una sustancia clave en el rejuvenecimiento facial ya que permite la retención de agua, facilitando la hidratación de la piel, y favorece la producción de colágeno.

Características de los rellenos faciales

Los rellenos faciales son un tratamiento revolucionario al ser realizados sin cirugía, lo que permite saltarse la hospitalización y los efectos secundarios de las operaciones quirúrgicas, y además suponen un importante ahorro económico en comparación. Las sesiones del tratamiento son cortas, duran entre 15 y 30 minutos dependiendo de los resultados buscados, y son indoloras, posibilitando que el paciente se reincorpore a su rutina diaria sin problemas.

Los efectos de los rellenos son de larga duración, variando en función del tipo de relleno y del tipo de sustancias inyectadas, pero no son permanentes. No obstante, es posible volver a realizarse el tratamiento para rellenar de nuevo las zonas, lo que en medicina estética se conoce como tratamientos de mantenimiento. El resultado de los rellenos faciales es muy natural y los expertos tratarán siempre de mantener la expresión natural de su rostro.

En Gabinete de Medicina Estética aconsejamos a nuestros pacientes el tratamiento que debe seguir para conseguir los resultados deseados así como de la frecuencia de las sesiones, pero siempre adaptándonos a las necesidades del paciente. Realizamos un estudio previo de diversos condicionantes, como el tipo de piel del paciente, la zona que se va a tratar o el problema que sufre.

rellenos-faciales

Tipos de rellenos faciales

Los rellenos faciales tienen diferentes propósitos, de los cuales el más conocido probablemente sea el relleno de labios, aunque su función principal, en términos generales, sea el rejuvenecimiento facial mediante los diferentes tratamientos. También pueden ser realizados para mejorar el aspecto general del rostro del paciente, para disimular cicatrices o corregir defectos que pueda presentar. Los rellenos faciales más demandados en la actualidad son:

  • El relleno de labios: es el tratamiento más solicitado dentro de los rellenos faciales para mejorar el aspecto general del rostro. Algunos de los resultados que persigue son:
    • Mejorar el perfil labial, redefiniendo la forma de los labios.
    • Aumentar el volumen de los labios, dando sensación de equilibrio y simetría, embelleciendo el aspecto facial.
    • Disminuir las arrugas en las comisuras de los labios.

  • El relleno de pómulos: es determinante a la hora de definir la forma del rostro. Hay distintos tratamientos para conseguir la definición de los pómulos y devolverles su aspecto relleno y redondeado más propio de la juventud:
    • Disminuir el pronunciamiento de los huesos del rostro.
    • Acentuar las mejillas.

  • El relleno de arrugas: es el tratamiento más directamente asociado al rejuvenecimiento facial. Con la edad, la piel se va deshidratando y comienzan a hacerse evidentes los signos del envejecimiento. Este relleno no permite únicamente eliminar arrugas, sino que tiene diferentes propósitos:
    • Recuperar la firmeza de la dermis.
    • Eliminar los signos del envejecimiento, como líneas de expresión o patas de gallo.

No hay comentarios.

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies