Bótox en los ojos: un acierto si quieres rejuvenecer la mirada

El bótox es una de las sustancias más populares cuando se habla de tratamientos de medicina estética. Y es precisamente esa popularidad la que, en ocasiones, juega en su contra. Se trata de una sustancia muy segura, con contraindicaciones limitadas y que apenas requiere cuidados postquirúrgicos, pero eso no le impide ser objeto de muchas dudas e ideas contradictorias. Por ejemplo: ¿Se puede aplicar el bótox en los ojos? Vamos con la respuesta.

antes-después

Bótox en los ojos: ¿Es posible?

Lo primero es lo primero: la respuesta a estas dos preguntas anteriores. El bótox, que no olvidemos también es conocido como toxina botulínica, es uno de los tratamientos estéticos más demandados, pero -por norma general- solo se emplea para el tercio superior de la cara. Es decir: la frente, que es una de las zonas en las que más se aplica, las patas de gallo o la cola de la ceja.

Así que una de las dudas más comunes ya está resuelta. Su aplicación en esta zona facial lo convierte en la herramienta principal para rejuvenecer la mirada, ya que la infiltración de la sustancia en cuestión relaja la musculatura que vamos a tratar y eso impide la formación de arrugas asociadas al movimiento de la cara. Podemos ver el resultado del botox en ojos antes y después en esta imagen.

Ese 'poder paralizante' es el encargado de hacer que las arrugas asociadas al paso del tiempo pierdan consistencia (incluso desaparezcan) y, además, ayudan a que la zona de los ojos quede mucho más resaltada. Evidentemente, a la hora de aplicar bótox en los ojos todo parte de un diagnóstico previo por parte del médico. Se analizan los diferentes puntos candidatos a recibir los pinchazos, que suelen concentrarse en la ya menciona cola de la ceja o los laterales de los propios ojos.

botox en los ojos

¿Duele infiltrar bótox en las arrugas de los ojos?

Aunque ahora mismo hayas leído "pinchazos", otra de las ventajas de la toxina botulínica como medio para combatir los signos de la edad es que se trata de una técnica prácticamente indolora y muy poco invasiva. La aguja es tan fina que pasa completamente desapercibida. Más que hablar de dolor, los pacientes que ya han pasado por nuestro gabinete suelen hablar de un ligero escozor.

¿Y los efectos? Tras una sesión de bótox tu vida continuará con normalidad plena. Los resultados, y ese ansiado rejuvenecimiento de la mirada, comenzarás a verlos transcurridos unos 4 días. Se aprecian durante 4 meses y resulta necesario volver a repetirlo a los 6. Por lo tanto, tendrás que someterte al tratamiento un par de veces al año si lo que buscas es una piel sin arrugas y más joven. Se puede hacer en cualquier momento del año.

No hay una edad para someterse a este tratamiento. Se puede aplicar desde los 18 años, pero al estar hablando de una herramienta para combatir los primeros signos del envejecimiento, recuperando el volumen y la posición original de las estructuras faciales, lo habitual es que los pacientes ya superen los 30 años. Es más, a partir de los 40 años es cuando el bótox realmente tiene sentido.

¿Quieres información sobre tu tratamiento con bótox en los ojos?

En Gabinete de Medicina Estética estamos a tu disposición. Tal y como te hemos contado, lo primero que haremos será analizar tu caso particular, te daremos las claves sobre los tratamientos más adecuados y, en caso de elegir el bótox, veremos dónde realizar las infiltraciones. Siempre bajo el consejo de nuestras doctoras, tituladas y con más de 30 años de experiencia en Medicina Estética, que es lo más importante. Contacta con nuestra clínica de Logroño y saldrás de dudas enseguida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies