Adelgazar con el método Lignaform

El aumento de peso siempre ha sido un tema de investigación médica. Tras años de trabajo, en 1973 se desarrolló un método llamado “dieta de aporte proteico” (DAP), que permitía adelgazar de forma progresiva y saludable. El método Lignaform es un tratamiento adelgazante que permite la pérdida de peso basándose en la dieta proteica, con muy buenos resultados.

En qué consiste el método Lignaform?

Los principales cimientos sobre los que se asienta el método Lignaform son:

  • El reequilibrio nutricional
  • La pérdida de peso por etapas
  • La posterior incorporación a una fase de equilibrio alimenticio

Estas bases permiten mantener el peso de forma duradera, sin fluctuaciones. Es por ello que el objetivo principal del método Lignaform es adelgazar, pero ayudándote a recuperar el equilibrio alimenticio y físico indispensable para tu bienestar.

Método Lignaform como tratamiento adelgazante

Tratamiento adelgazante con el método Lignaform

Este tratamiento adelgazante se desarrolla en cuatro fases:

  1. Fase Activa: se produce una rápida pérdida de peso. Esta primera fase del método tiene innumerables ventajas:

    • Ausencia de hambre
    • Sensación de bienestar
    • Protección de la masa muscular
    • Sencillez en la realización de la dieta
    • Flexibilidad en el programa
    • Resultados a largo plazo

  2. Fase Selectiva: la pérdida de peso es más lenta porque hay un mayor aporte de calorías en la dieta. No obstante, tiene las mismas ventajas que la fase activa y, además, es más fácil de llevar porque se pueden comer más variedad de alimentos.

  3. Fase de reintroducción de glúcidos: esta fase de la dieta es muy agradable y se produce una estabilidad del peso. A estas alturas del tratamiento, es conveniente empezar con un programa de actividad física como marcha, bicicleta, natación, gimnasia, etcétera, que nos ayudará a mantener el peso y a sentir un gran bienestar físico y mental.

  4. Fase de equilibrio o dieta salud: ya se puede comer una dieta muy variada, y es especialmente recomendable hacer un buen desayuno. La comida debe seguir siendo equilibrada, evitando la comida “fast food”. Se puede consumir algún tentempié en la merienda, pero la cena debe ser ligera y estar compuesta por una buena ración de verduras, proteínas animales o vegetales y un producto lácteo.

Recomendaciones antes de empezar el método Lignaform

Para realizar este tratamiento adelgazante es imprescindible un seguimiento médico y profesional, quien deberá realizar una historia clínica de paciente.

Por ello, antes de empezar con el método Lignaform es fundamental que un especialista conozca los hábitos y comportamientos frente a la comida del paciente. De esta forma podrá realizar un diagnóstico preciso de los errores nutricionales y evaluar el déficit de minerales, vitaminas y oligoelementos.

En Gabinete de Medicina Estética te ofrecemos este y otros tratamientos para adelgazar de forma rápida y segura para tu salud.

Somos un centro de medicina estética con una larga trayectoria y con las tecnologías más avanzadas. Nuestra experiencia nos avala, y nuestra profesionalidad y trato personalizado hacia el cliente nos convierten en un centro de referencia. ¡Consúltanos o llámanos sin compromiso!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies