¿La luz pulsada sirve para eliminar manchas de la piel?

También conocidas como léntigos, esas manchas en la piel que pueden variar desde un marrón claro hasta el negro se generan por varios motivos. Sí, el más evidente es la exposición al sol, pero también pueden tener su origen en ciertos medicamentos, por la apertura de los poros o incluso producirse durante el embarazo. La buena noticia es que podemos eliminar esas manchas con luz pulsada. Así que te contamos más detalles en este artículo.

Tratamiento con luz pulsada para las manchas: ¿Qué debes saber?

En primer lugar, que no es el único tratamiento de medicina estética que sirve a este fin. Los peelings, por ejemplo, también se recomiendan. No obstante, la luz pulsada sigue siendo el tratamiento estrella en este terreno. De hecho, es el más recomendado para las manchas que ya han adquirido cierta profundidad, y que tratar con sueros o cremas no tendría sentido. Muy importante: a la hora de hablar de léntigos se vincula mucho con la cara, pero también pueden aparecer (y eliminar) en el escote, los antebrazos o la parte posterior de las manos. Es decir, las zonas de la piel más expuestas al sol.

Este tratamiento de fotorejuvenecimiento se encarga de estimular el colágeno a través de lo que denominamos fototermolisis selectiva. Es muy seguro y no agresivo porque consigue eliminar las manchas, pero no daña los tejidos que la rodean. Eso sí, para que un tratamiento con luz pulsada elimine las manchas será necesaria más de una sesión. ¿Cuántas? Eso dependerá del diagnóstico de nuestras doctoras.

 

 Acerca de los resultados con IPL

Los resultados obtenidos de eliminar las manchas con luz pulsada son evidentes: una piel bonita y rejuvenecida. Y es que la luz barre todas las irregularidades, estructuras indeseables o lesiones oscuras de la piel. Sus resultados se aprecian desde la primera sesión, aunque los avances son especialmente más visibles al mes de tratamiento. Es algo progresivo.

Las sesiones suelen durar entre 30 y 60 minutos, y al terminar te puedes incorporar sin problemas a tu vida diaria. No requiere anestesia, aunque se emplea un gel frío para que el calor de la luz pulsada no represente un problema para el paciente.

¡Este es el resumen de los cuatro puntos claves del procedimiento!

  1. Se limpia la piel a tratar.
  2. Aplicación del gel y de las gafas protectoras.
  3. Aplicación del tratamiento.
  4. Limpieza de la zona al finalizar con mascarilla calmante, si es que el tratamiento ha sido para el rostro.

 

Otros tips acerca de la luz pulsada para eliminar manchas

  • La piel no puede estar bronceada y no se recomienda tomar el sol hasta que transcurre un mes del tratamiento.
  • Es posible que sea necesario aplicar, como tratamiento previo, una crema despigmentante.
  • Durante unos días verás que las manchas se oscurecen. Es normal. Se corrige poco tiempo después.
  • ¡Y un último consejo! El mejor tratamiento para evitar las temidas manchas siempre es tomar el sol con precaución y usar muy bien los fotoprotectores.

 

¿Hemos resuelto todas tus dudas sobre este tratamiento? Si necesitas más información o quieres una consulta para tratar las manchas de tu piel, solo tienes que contactar con nosotras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies