Exceso de sudoración

También llamado hiperhidrosis, se da frecuentemente en axilas, palmas de las manos, pies o cara, y provoca en muchos casos limitaciones en las relaciones personales, sociales y laborales.

El mejor tratamiento que existe actualmente para el exceso de sudoración es la toxina botulínica.

Esta toxina produce un bloqueo temporal de los nervios que estimulan las glándulas sudoríparas, no permitiendo la liberación del sudor.

Características:

– Se inyecta toxina intradérmicamente.

– El efecto se nota de 2 a 4 días y es completo a los 15. Su duración es de 4 a 8 meses.

– Resultados muy positivos, entorno al 95%, en tratamientos de sudoración excesiva de axilas; pudiéndose realizar en plantas de manos y planta del pie.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies