Botox

Las expresiones faciales y el paso del tiempo contribuyen a la aparición de arrugas. Las arrugas de expresión son consecuencia de los movimientos expresivos faciales y se van acentuando con el paso de los años.

El botox para hombre al igual que para mujer, consiste en la infiltración de toxina botulínica de tipo A, ideal para el tratamiento estético de las arrugas faciales debidas a la expresión y mímica de la musculatura facial.

La toxina botulínica tipo A bloquea la contracción muscular que causa la arruga, relajando las facciones, suavizando las arrugas y evitando por tanto el envejecimiento luciendo así un aspecto más joven. Se trata además de un proceso totalmente indoloro.

Por ello, este tratamiento facial está indicado principalmente para atenuar o eliminar las arrugas de expresión consecuencia de los movimientos expresivos faciales y se van acentuando con el paso de los años.

Estas arrugas se suelen localizar en la frente, el entrecejo, la zona externa de los ojos (patas de gallo), dorso de la nariz, alrededor de la boca (código de barras), surcos nasogenianos y comisuras bucales.

El resultado del botox para hombre al igual que para la mujer, es un rostro más relajado y sin arrugas, en definitiva, más joven ya que la toxina botulínica actúa de forma selectiva y relaja la expresión del rostro.

Si se aplica correctamente, el rostro no pierde expresividad. Su efecto se ve a los tres días aproximadamente de haber sido inyectada. Su duración oscila entre los cuatro y los seis meses.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies