Tratamiento de Luz Pulsada (IPL)

El tratamiento de  Luz Pulsada o IPL consiste en un tratamiento de fotorejuvenecimiento para mejorar el aspecto de la piel y dotarla de la luminosidad perdida a través de la estimulación de colágeno.

Es una fuente lumínica de alta intensidad que abarca un rango más o menos estrecho de colores que producen un efecto diferente en la piel. De esta manera, la luz barre todas las irregularidades, estructuras indeseables o lesiones oscuras de la piel.

El tratamiento en 4 pasos:

  1. Limpiamos la cara del paciente.
  2. Se le aplica el gel conductor y se le colocan unas gafas protectoras.
  3. Comenzamos con el tratamiento IPL.
  4. Una vez finalizado, se limpia la cara y se aplica una mascarilla calmante.

Beneficios del tratamiento de Luz Pulsada

  • Mayor luminosidad.
  • Elimina manchas y unifica el tono de la piel.
  • Eliminación de manchas superficiales.
  • Rejuvenece la piel mejorando su textura y calidad.
  • Reduce el tamaño de los poros.

¿Existen efectos secundarios?

No existen efectos secundarios graves para el tratamiento de Luz Pulsada.

Puede aparecer alguna rojez en la cara durante los primeros días, para lo cual se recomienda utilizar protección solar de factor 50 para evitar quemaduras. Estas rojeces desaparecerán en los próximos días.

Si necesitas informarte más a cerca de este tratamiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotras en nuestra clínica de Logroño.

Estaremos encantadas de resolverte cualquier duda sin compromiso y te ofreceremos un tratamiento a medida, siempre bajo la supervisión médica de nuestras doctoras expertas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies